La nueva colección Prospex celebra la pericia de Seiko en los relojes de buceo

con No hay comentarios

La nueva colección Prospex celebra la pericia de Seiko en los relojes de buceo

Seis nuevas creaciones de Prospex homenajean dos relojes de buceo emblemáticos de Seiko.
Desde 1965, Seiko ha continuado sobrepasando los límites de la tecnología de relojes de buceo.
Hoy, con las nuevas creaciones de Prospex, rendimos homenaje a dos relojes emblemáticos de
esta ilustre historia. En 1968, Seiko presentó su primer reloj de buceo de altas alternancias y, diez
años después, se creó el primer reloj de buceo de saturación de cuarzo del mundo. Ahora recordamos
estos dos significativos relojes gracias a unas creaciones conmemorativas que ofrecen la más
alta tecnología relojera de Seiko a quienes trabajan y disfrutan en el mundo submarino.
La edición limitada de la recreación del reloj de buceo automático de 1968
En 1968, tan solo tres años después de que se fabricase el primer reloj de buceo de Seiko, los ingenieros
de Seiko subieron el listón con un reloj de buceo de altas alternancias con una resistencia al
agua de hasta 300 metros, una de las piedras angulares en las que se basó el futuro desarrollo de
Seiko. Contaba con un calibre automático de alta precisión de 10 alternancias, una estructura de
caja monobloque, una corona con protección atornillada y bisel giratorio unidireccional.
El original de 1968 era para buceo con aire, mientra que esta nueva recreación se ha diseñado para
el buceo de saturación. Al igual que el original, presenta una caja construida en una sola pieza
y plana en su parte posterior. Incorpora el calibre 8L55, que fue especialmente diseñado para el buceo, y que ha sido fabricado por los expertos artesanos y
artesanas del taller de relojería de Shizukuishi, en Morioka, al
norte de Japón. Todos los detalles presentan la máxima calidad:
el pulido Zaratsu confiere nitidez y belleza a los extremos
de la caja , su cristal de zafiro de doble curvatura garantiza
una gran legibilidad, y la correa está hecha de silicona de alta
resistencia y de última generación. Los marcadores presentan
unos bordes pulidos, y el 12, el 6 y el 9 cuentan con un diseño
diferente, para garantizar una lectura sin errores de la hora
incluso a 300 metros bajo el agua.

 

El paraíso de buceo de Yakushima inspira una segunda versión conmemorativa

También encontramos las mismas especificaciones profesionales en una segunda nueva creación
que conmemora el reloj de buceo de 1968. Su característica principal es el verde profundo
de la esfera y del bisel. Su tono verde intenso refleja los colores de los antiguos cedros de la
isla de Yakushima, en el extremo sur del archipiélago japonés. Además de ser un paraje clasificado
como Patrimonio Natural de la Humanidad por sus bosques, Yakushima es un destino de
gran interés para la comunidad de buceadores gracias a sus aguas cristalinas, sus arrecifes de
coral y su abundante vida marina. La duración y la resistencia definen el reloj. El bisel de cerámica
zirconia es muy resistente a arañazos y golpes, la caja de acero inoxidable tiene un revestimiento
ultrarresistente, y el cristal de zafiro presenta un revestimiento antirreflectante tanto
por dentro como por fuera. Los marcadores de minutos 5, 10, 15 y 20 del bisel se han pintado
con una pintura Lumibrite especialmente potente que aumenta la legibilidad del bisel giratorio
y, por tanto, garantiza la seguridad del buceador. Además del brazalete de acero, el reloj también
incluye una correa de silicona de alta resistencia.

 

Una reinterpretación moderna del reloj de buceo automático de 1968

Dos nuevos relojes Prospex conmemoran el original de 1968. Recuerdan su diseño, aunque han
sido fabricados con un estilo moderno, con un bisel más fino y unas agujas más contemporáneas.
Uno es completamente de acero inoxidable, mientras que el otro lleva una correa de
silicona. Ambos cuentan con una resistencia al agua de hasta 200 metros de profundidad, e
incorporan el calibre 6R15, que le da una apariencia más delgada a la caja.

 

Una recreación del primer reloj de buceo de saturación de cuarzo del mundo de 1978

Para conmemorar el 40 aniversario de la invención del primer
reloj de buceo de saturación de cuarzo profesional del mundo,
este revolucionario reloj emblemático se ve recreado en lo relativo
al diseño, aunque Seiko lo reinventa presentando la última
tecnología y materiales de última generación. La construcción
de la caja y el diseño de la esfera permanecen fieles al original,
al igual que los singulares marcadores y la corona, mientras
que su resistencia al agua se ha aumentado hasta los 1.000
m. El material de la caja exterior es de cerámica de zirconia, la
cual es siete veces más dura que el acero, por lo que protege
la caja de todo tipo de golpes. Incluye todas las innovaciones
que Seiko incorporó a los relojes de buceo en la década de los
70, como la construcción de doble capa con una caja interior de
monobloque, la junta en forma de L, que le proporciona resistencia
frente al helio, y el brazalete en forma de acordeón. Esta
nueva versión conmemorativa incluye una correa de silicona
de alta resistencia, que permite usarlo fácilmente, llevándolo
tanto con traje de neopreno, como directamente en la muñeca.

Deja un comentario